EN MEDELLÍN FALTAN INGENIEROS DE SISTEMAS

HAY POCOS ESTUDIANTES Y SE DEBE TRANSFORMAR EL CURRÍCULO, SEGÚN ACOFI. ALERTAN POR POSIBLE CRISIS.

En el país hay alrededor de 100 mil vacantes en ingeniería de sistemas pero no hay quien los ocupe. La paradoja, ante la falta de empleo, ocurre porque hacen falta ingenieros de sistemas, computación o afines y se debe mejorar la calidad de estos.

La alerta la lanzó Willian Branch, decano de la Facultad de Minas de la Unal, quien además es presidente de Acofi (Asociación Colombiana de Facultades de Ingeniería).

Según Branch, esto se debe a que actualmente hay desinterés de los jóvenes por estudiar una ingeniería y el otro es el déficit de calidad en la formación en esta área.

“La calidad en la formación de los ingenieros de sistemas, informática, computación y afines que hay en la oferta del país, pasa por una crisis bastante importante de contextualización frente a la realidad global de lo que es el ingeniero que trabaja en el área de tecnologías de información y comunicaciones”, explicó el directivo.

Tan solo en Medellín, el programa profesional de ingeniería de sistemas se ofrece en 19 instituciones de educación superior. Pero esa cantidad de programas no solo en Medellín sino en todo el país no tiene una relación con lo que necesitan las empresas. “Tiene que haber una relación entre el Gobierno,la industria y la academia”, advierte Branch.

Ante este panorama, en Acofi se van a conformar comisiones de trabajo que propendan por cualificar el currículo en el área, también promover la ingeniería entre los jóvenes para que encuentren, y en este caso la de sistemas, una opción importante a nivel de formación profesional. Esto se hará a nivel nacional.

En UPB, estudiantes trabajan

En la Universidad Pontificia Bolivariana también han notado que hacen falta ingenieros de sistemas para el sistema productivo del país. De acuerdo con Roberto Carlos Hincapié, director de la Facultad de Ingeniería en TIC, los empresarios requieren un alto número de egresados, “los cuales no estamos produciendo en la ciudad”.

Una indicación de esto, según el docente, es que desde séptimo semestre los estudiantes están saliendo a trabajar.

Para el directivo también es claro que hay distancias entre la academia y la industria. “La ingeniería de sistemas se ha vuelto un área tan compleja, que no es posible formar a un ingeniero en todos los aspectos. En este sentido falta mas diálogo entre las universidades y las empresas”, agregó Hincapié.

En la UPB, están ingresando entre 40 y 60 personas, dependiendo del semestre, al programa de ingeniería de sistemas. Entre las razones de la deserción se encuentra que algunos estudiantes tienen dificultades con las ciencias básicas.

Hay alta demanda de empresarios

En Eafit, entran en promedio 80 estudiantes nuevos a ingeniería de sistemas por año.
Para Edwin Nelson Montoya, jefe del pregrado Ingeniería de sistemas, hay una “alta demanda de la industrial y en especial la de software de profesionales de ingeniería de sistemas. Además, las empresas en general demandan que no es suficiente ante la oferta que estamos produciendo las universidades”.

La mayoría de los casos de deserción en las ingenierías ocurren en los primeros semestres.

Tomado del diario ADN
diarioadn.co

Deja una respuesta

Compartir