Foro Stop Killer Robots: una mirada desde las ciencias sociales y la ingeniería

  • Menú del evento:

  • El próximo 4 de abril, la Universidad Jorge Tadeo Lozano y la Campaña Contra Robots Asesinos harán un foro con diferentes expertos que pondrán en tela de juicio el uso por parte de los ejércitos, de robots completamente automatizados. Este evento contará con representantes del área de las ciencias sociales y de la ingeniería, que hablarán de los compromisos que tiene la academia y la ciencia frente a este tipo de tecnologías. Este foro busca avivar el tema de las armas autónomas y ubicarlo en el debate público, debido a su importancia para la vida de las personas.

    Conoce la agenda completa del foro.

    La iniciativa hace parte de una coalición internacional, que cuenta con el apoyo de 87 organizaciones no gubernamentales en 49 países, que trabajan para prohibir preventivamente las armas totalmente autónomas.

    Este proyecto cobra especial relevancia ante los desarrollos armamentísticos que llevan a cabo países como Estados Unidos, China, Rusia e Israel, en los que ya es posible realizar ataques militares con drones y otras máquinas automáticas, pero que la decisión final de los disparos sigue estando en las manos de una persona.

    Por lo anterior, se pretende dar a conocer las implicaciones morales, jurídicas o técnicas sobre la automatización y la seguridad de la población civil de cara a un mundo donde las máquinas puedan abrir fuego a las personas, con base en algoritmos o patrones.

    Un posible escenario de lo anterior es el descrito por Kelsey D. Atherton el 15 de noviembre del 2018 para el New York Times:

    “Es un día frío y con nieve en la frontera entre Estonia y Rusia. Pelotones de soldados de ambas naciones patrullan la frontera de forma rutinaria, cada uno acompañado por un sistema de armas autónomas, un robot equipado con un arma y un sistema óptico que es capaz de identificar amenazas como personas o vehículos. En un momento, por culpa del terreno irregular, un soldado estonio se tropieza y accidentalmente dispara su rifle de asalto. El robot ruso registra los disparos y automáticamente toma una decisión sobre cómo responder a la acción, que interpreta como un ataque. En menos de un segundo, los robots de ambos pelotones, comandados por sus algoritmos, apuntan sus armas a los objetivos humanos y disparan. Cuando los disparos cesan, una decena de soldados heridos o muertos yacen alrededor de las máquinas.” [Traducción propia]

    ¿Quieres asistir al evento? Inscríbete aquí

    Mayor información en https://www.utadeo.edu.co/es/evento/academicos/stop-killer-robots-una-mirada-desde-las-ciencias-sociales-y-la-ingenieria/home/1

    Deja un comentario

    Compartir