El Conversatorio “Las Facultades de Ingeniería en tiempos de pandemia”, una oportunidad para conocer las acciones, oportunidades y dificultades que viven nuestras facultades

Bogotá, D.C., febrero de 2021

Con el propósito de reflexionar y analizar sobre las acciones realizadas por las facultades de ingeniería para los contextos que estamos enfrentando y las oportunidades que surgen de esta crisis, la Asociación Colombiana de Facultades de Ingeniería (ACOFI), realizó el Conversatorio “Las facultades de ingeniería en tiempos de pandemia”, al que invitó a importantes académicos que compartieron este importante tema con 121 participantes de 55 instituciones de 22 ciudades del país.

La ingeniera Gloria Andrea Avelino, decana de la Facultad de Ingeniería de la Fundación Universitaria San Mateo en la ciudad de Bogotá, el ingeniero Roberto Carlos Hincapié, decano de la Escuela de Ingenierías de la Universidad Pontificia Bolivariana en Medellín y Presidente de ACOFI,  el ingeniero Miguel Ángel Garcia, decano de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Cartagena y Vicepresidente de ACOFI y el ingeniero Jesús Hernán Camacho, Vicedecano Académico de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Colombia en Bogotá, fueron los invitados, quienes con su experiencia y conocimiento enriquecieron el debate que estuvo moderado por el Director Ejecutivo de ACOFI el ingeniero Luis Alberto González Araujo.

El ingeniero Jesús Hernán Camacho consideró que la pandemia los obligó a repensar lo que se estaba haciendo. Para él saber si la calidad en la formación subió o bajó depende de hacer una medición seria desde los diferentes procesos de aprendizaje. Así mismo, el ingeniero Roberto Carlos Hincapié, comentó que el cambio sí ha afectado a la comunidad universitaria, “pasar de la presencialidad a la virtualidad no ha sido nada fácil, el cambio de metodología es quizá la mayor dificultad que hemos enfrentado” dijo al respecto. Para él hay tres puntos que han traído mayores dificultades: la necesidad de interactuar en el aula en esa relación profesor – estudiante; trasladar el nivel de esfuerzo de los estudiantes y la evaluación por ser un proceso complejo que hay que verificar.

Por su parte para el ingeniero Miguel Ángel García de la Universidad de Cartagena manifestó que se ha afectado la calidad del aprendizaje, porque el paso a la educación remota ha sido complejo; existen limitaciones entre los estudiantes y los profesores y considera que esta misma situación se vive en muchas partes del mundo.

La ingeniera Gloria Andrea Avelino consideró que aquellas instituciones que contaron con los medios tecnológicos apropiados se adaptaron más fácilmente a las que no tenían esas herramientas. Expresó que una de las mayores dificultades ha sido el tema de las prácticas empresariales de los estudiantes.

Dentro del conversatorio surgieron temas que si bien no se tratan de manera abierta sí están afectando el desarrollo de las actividades. Uno de ellos es la depresión que han presentado profesores y estudiantes, lo que se convierte en una alerta para las instituciones de educación superior e invita a tener acompañamiento en las diversas situaciones que están viviendo y ayudar a dar un manejo adecuado.

“Sin duda el trabajo en casa llegó para quedarse y nos cambió la dinámica, por ello debemos avanzar en el aumento de confianza en los docentes y estudiantes para que podamos seguir adelante”, comentó el ingeniero Roberto Carlos. Para el ingeniero Jesús Hernán Camacho esta crisis ayudó a descubrirnos como seres humanos y a reinventar los cursos desde la perspectiva docente.

Dentro de las recomendaciones dadas por los  cuatro invitados podemos resaltar las siguientes:

  • Replantear el modelo enseñanza – aprendizaje y construir un modelo híbrido que dé respuestas a las necesidades.
  • Capacitar a los docentes como una tarea constante para mejorar su trabajo.
  • Alternar las actividades semipresenciales y desarrollar herramientas remotas para un intercambio permanente de experiencias.
  • Documentar los aprendizajes obtenidos durante esta crisis.
  • Aceptar los cambios y construir nuevos modelos de interacción y de evaluación.
  • Humanizar la formación.
  • Focalizar los esfuerzos y dirigirlos a quienes más los requieren.
  • Capacitación, motivación y nuevas formas de adaptabilidad.
  • Capacidad para solucionar los problemas.
  • Acelerar los procesos de transformación digital en las universidades.

Varios de los asistentes participaron con importantes comentarios y preguntas que visibilizan que el tema atañe sin lugar a dudas a todos los involucrados, sean decanos, docentes, estudiantes o administrativos.

Compartimos con ustedes algunas de las inquietudes y comentarios planteados por los asistentes que fueron discutidos en el desarrollo del conversatorio.

  • Considero que puede verse como crisis si no se está apto para adaptarse al cambio. Pero si se cuenta con las herramientas TIC suficientes y la formación y habilidades para la virtualidad y la educación remota, no debe titularse como «crisis».
  • Impacto en laboratorios.
  • Las prácticas en laboratorio de los estudiantes y para los docentes investigadores se vieron afectadas.
  • Se profundizaron las diferencias.
  • Algunos profesores se adaptaron fácilmente al cambio. Otros tuvieron más dificultades.
  • Se afectaron las prácticas empresariales y las visitas de campo.
  • Me gustaría que se tratara el tema de los profesores, en mi caso manifiestan mucha tensión, varios están enfermos.
  • Otro aspecto es la enseñanza del área cuantitativa, ya que es más fácil modelar y formular expresiones matemáticas en un tablero en lugar de digitarlo.
  • ¿Cómo vencer la resistencia de muchos colegas docentes de aproximarse al estudio de la pedagogía, la didáctica y demás aspectos de la docencia? Sin eso, todo para ellos es más difícil y en algunas ocasiones el motivo de sus renuncias.
  • Ha sido una gran oportunidad para docentes y estudiantes para demostrar sus capacidades de innovación, adaptación y resiliencia.
  • Se ha logrado sistematizar procesos que venían desarrollándose de forma física.
  • La pandemia nos ha dejado grandes enseñanzas.
  • Los Ingenieros hemos logrado demostrar nuestras capacidades de INGenio.
  • Cómo se ha abordado en otras instituciones el tema del respeto a los horarios laborales y las funciones de los docentes.
  • Considero que efectivamente hubo un impacto más no una crisis. Los docentes deben buscar alternativas para evaluar, lo cual se ha convertido en un reto puesto que no se puede determinar si el estudiante efectivamente lo realice solo y a conciencia y aquí se presenta un problema para el aprendizaje.
  • Los sistemas de evaluación establecidos en las instituciones públicas por los consejos académicos amenazan la calidad de la educación en las facultades de ingeniería.
  • ¿Qué es flexibilizar? ¿Qué tanto afecta la “flexibilización” a la calidad?
  • La evaluación contribuye a la calidad del aprendizaje.
  • El problema de la ética de los estudiantes no es solo en la evaluación. El hecho de conectarse a clase con la cámara apagada e irse, también es falta de ética. Hay alumnos aparentemente conectados, pero se les hace una pregunta y realmente no están.
  • No se está llevando a cabo la evaluación conforme a los resultados de aprendizaje.
  • ¿Cómo esperar un comportamiento ético en una sociedad como la nuestra?
  • Como estudiante me interesa el promedio académico y al mismo tiempo una buena formación; personalmente considero que un método para evaluar eficiente son los estudios de caso, más que ser una nota es conocer si el estudiante puede asociar los conceptos y dar solución a los problemas.
  • Confianza y responsabilidad.
  • El paradigma de evaluación debe cambiar, se está evaluando por la memoria del estudiante o la evaluación está pensada para “evaluar” la competencia de un estudiante para que resuelva problemas?
  • Exactamente, ¿qué clase de profesional se está formando? A la hora de la verdad quienes aprovecharon esta pandemia para enriquecer sus conocimientos serán aquellos profesionales con un buen futuro, no quienes pasan semestres plagiando.
  • ¡Toda la información está en internet! otra cosa es tomar esas piezas de información con la finalidad de resolver problemas de ingeniería.
  • ¿Debemos reestructurarnos como sociedad, para entender el nuevo paradigma de la educación?
  • Considero debe evaluarse más el análisis e interpretación de situaciones y temáticas por parte de los estudiantes, así como sus proposiciones frente a problemáticas expuestas.
  • El poder que tienen los docentes en cambiar la percepción de los estudiantes es muy grande. Puede que no a todos pueda ayudar, pero si habrá quienes lo entiendan, de eso se trata, de hacerlo por quienes si queremos aprender
  • Acompañamiento a docentes y estudiantes.
  • Es importante pensar en la aplicación de lo demandado en la normatividad vigente: resultados de aprendizaje en los syllabus… de esa forma se puede innovar en el proceso de evaluación.
  • La salud mental es muy importante y esos grupos de apoyo son lo necesario, pienso que se tiene que salir de la pena o el qué dirán, para ser empáticos con los demás.
  • Se ha logrado hacer lo que en algún momento era imposible o no podía hacerse para muchos. La movilidad virtual apareció para facilitar estos procesos de experiencias en el exterior. Los intercambios virtuales promovieron la interculturalidad en el aula y en las diversas actividades como conferencias, cursos, capacitaciones con participantes de todo el mundo, proyectos, etc.
  • Esta nueva realidad hará que un profesional cuando llega a su grado haya realizado 20%, 30%, 40% de su carrera en forma virtual. Clases virtuales y laboratorios virtuales. ¿Cuál será el cambio en la calidad de las competencias del profesional de ingeniería? ¿Mejor? ¿Peor? ¿Cuál será su capacidad para resolver los problemas y necesidades de nuestra sociedad?
  • Eso es interesante…. pero el Ministerio de Educación Nacional (MEN) debe definir con claridad ese tipo de situaciones dada la manera como se entrega el Registro Calificado
  • Muy cierto, de ahí debe salir el ingenio para buscar soluciones.
  • Buen día, esa reinvención ha hecho que utilicemos las mismas tecnologías para dinamizar las clases, tutoría y atenciones con los grupos de estudiantes. No todo es malo, y no todo lo virtual es muy bueno, tendremos que seguramente ajustar cosas y comportamientos, compromisos de los estudiantes y profesores para que esta modalidad pueda seguir dando un soporte en la formación.
  • Hay un cumulo de posibilidades que debemos abordar.
  • La oportunidad de estar de forma sincrónica y no sincrónica.
  • Invertir en TIC.
  • Revisar los modelos de enseñanza – aprendizaje.
  • Capacitación a docentes.
  • Seguir apoyando a los estudiantes y docentes en el tema de infraestructura para poder atender sus clases desde su lugar de residencia.
  • Humanizar la educación.
  • Para las facultades de minas y geología y otras se ha dificultado la realización de las prácticas académicas extramurales y de laboratorio como ayudar esas situaciones.

Para el cierre, el profesor Julio Saldarriaga de la Universidad de Antioquia, remitió esta reflexión:

¡¡¡Algo para resaltar me lo envío un Exalumno y me pareció lo más cierto en esta nueva realidad Aplauso de pie!!! 👏👏👏👏👏

 De un día a otro, los docentes montaron todo un sistema de educación obligatoria a distancia, sin previa capacitación para continuar con su misión de vida desde casa… ¡¡¡¡Con dedicación!!!! 

¿Materiales? Su computadora privada y personal; su internet, su luz… pagadas de su propio bolsillo.

¿Espacios? La sala de su casa, que la hace pública a desconocidos, la intimidad de su casa.

¿Derechos de autor? ¡Cedidos! Investigaciones, imágenes, textos, tareas…

¿Requisitos? ¡¡¡¡Muchos!!!! ¡Quejas de todos en todo momento, sin sensibilidad al esfuerzo repentino a que están sometidos!

La educación en la sala de casa nunca termina

Un millón de correos electrónicos para atender… grupos por WhatsApp, llamadas, atención personalizada, acercándose a la función tutorial… reuniones en cualquier momento, mensajes de todo orden…

Gestores, alumnos, familias, Sociedad… ¡Los profesores están trabajando…!

En realidad, multiplicaron por mucho sus horas de trabajo, pues ahora aclaran las dudas uno a uno, corrigen las tareas una a una… donan más allá del contenido, sin hablar de las directrices de orden psicológico, dentro de la comprensión de hacer que los estudiantes vean la trascendencia de lo que estamos viviendo…

Hay espos@s que no entienden la labor de un maestr@ y exigen atención en la casa… Más agobio para los maestr@s incomprendidos y criticados 

¿HABRÁ APLAUSOS PARA LOS DOCENTES?

¡Sí, aplaudo a los maestros! ¡Yo aplaudo a los docentes con todas mis fuerzas! Por brindar a la educación, el lugar que le corresponde en esta época de crisis…

Son parte de la historia… ¡Aunque no sean aplaudidos por muchos, aquí si hay un millón de aplausos para todos los docentes!

Muchas gracias a todos los docentes por su enorme labor.

Le invitamos a ver y compartir los mejores momentos de este conversatorio a través de nuestro canal de YouTube: https://youtu.be/mYgGnEknPzE

ACOFI continúa trabajando para compartir con la comunidad académica de ingeniería los temas de gran trascendencia en la formación de nuestros ingenieros y que hacen parte del proceso de cambio en el que estamos inmersos a nivel mundial.

Deja una respuesta

Compartir